La universidad es cara, pero hay formas de graduarse con menos agujeros en el bolsillo. Aquí discutimos estrategias para ayudarlo a reducir sus préstamos y presupuesto para que termine con menos deudas.

Reduzca sus préstamos:

Dado que no comienza a pagar los préstamos estudiantiles hasta algún tiempo después de graduarse, es fácil subestimar la importancia de reducir estos préstamos antes y durante su experiencia universitaria. Después de la universidad, los préstamos pueden sorprenderlo y dañar su seguridad financiera. Reducir la cantidad que pide prestado como estudiante universitario mediante una planificación seria y un poco de esfuerzo puede ahorrarle mucho más adelante. Los métodos más fáciles para esto son obtener becas para compensar (o incluso eliminar) préstamos, solicitar subvenciones y ser consciente del precio al elegir su escuela.

Solicitar becas universitarias

Solicitar becas es una de las mejores formas de reducir la cantidad de préstamos que necesita sacar. Sus becas más beneficiosas vendrán directamente de su universidad y se otorgarán en función de la necesidad financiera y la aptitud académica.

Ya ha escuchado esto antes, pero las becas son mucho más fáciles de solicitar de lo que cabría esperar. Hacer el esfuerzo de escribir ensayos, llenar formularios y juntar papeleo puede generar becas. Solo tienes que motivarte para hacerlo.

Elija una escuela accesible a su bolsillo

El método principal para reducir sus préstamos es investigar cuidadosamente no solo los precios de matrícula de las escuelas que desea, sino también las becas que pueden ofrecerle. Considere cuidadosamente los precios de la matrícula, cuánto tiempo le llevará completar el título deseado y los costos suplementarios (alojamiento, comida, etc.).

Estudiar en una escuelas privadas es mucho más caro que estudiar en una universidad públicas. Entonces vale la pena ponderar y elegir entre una escuela pública y una escuela privada. Las mejores universidades en México no son necesariamente las más caras.

Reduzca su costo de vida

Reducir sus préstamos es fundamental para su seguridad financiera a largo plazo, pero también lo es desarrollar una toma de decisiones financieras saludables en el día a día y reducir su costo de vida. Lo que sigue son varios consejos para reducir su costo de vida y obtener ahorros saludables antes de dejar la universidad.

  • Trabajos de medio tiempo
  • Pasantía pagada
  • Cambiar tus hábitos y ahorrar dinero en la universidad
  • Aprovechar los descuentos de estudiantes
  • Quedarte en casa durante tus estudios en lugar de mudarte a otro estado

Artículos relacionados: Cómo elegir una universidad: 6 consejos