Errores al solicitar un préstamo inmediato

Si eres joven y aún no cuentas con un puntaje en buro de credito que pueda ayudarte a obtener un préstamo para pagar una colegiatura, por ejemplo, el préstamo inmediato se convierte en una opción ideal.

Sea que se lo pidas a un prestamista privado o a alguna institución financiera especializada en estos casos, puedes meterte en problemas más serios de los que ya tenías si no pones atención a las cláusulas.

Checa cuáles son los errores que no deberías cometer cuando solicitas un préstamo inmediato.

Errores comunes al solicitar un préstamo inmediato

1. No verificar el plazo en que tienes que devolver el dinero prestado

Cada empresa que otorga este tipo de préstamos tiene una política de devolución particular. Puede que el plazo sea de máximo un mes, mientras que otras permiten que devuelvas el dinero hasta en tres meses. Pero toma en cuenta que a mayores plazos, más intereses.

El plazo que elijas debe ir de acuerdo con tus ingresos, es decir, elige una fecha en la que estés 100% convencido de que contarás con el efectivo, y así no te arriesgas a caer en mora que eleve una cantidad pequeña a algo impagable.

Retomando el ejemplo del pago de una colegiatura, ya sabes cuánto tienes que pagar al cuatrimestre, así que no hay pretexto.

prestamo inmediato para pagar colegiaturas

2. Pedir prestado un “por si las dudas”

Cuando uno recurre a este tipo de préstamos es por una emergencia, donde ya debes tener bien medida la cantidad de dinero que vas a necesitar. Pedir efectivo extra “por si acaso”, solo hará que tu préstamo sea más grande de forma innecesaria.

3. Creer una oferta demasiado buena para ser cierta

Ya es sabido que en el país han aparecido muchos fraudes relacionados con este tipo de préstamos. Entonces, ¿Por qué seguimos cayendo? Desconfía si una oferta es demasiado buena para ser cierta.

Ningún prestamista o institución seria te daría un préstamo inmediato si no te pide ni siquiera una copia de tu identificación o te ofrecería cantidades astronómicas en el plazo que desees. Estas son señales de alerta a las que debes prestarles atención y que muchos usuarios han reportado como fraude.

Historial de crédito. Cómo empezar

Cuando estamos en la universidad, surge la inquietud por comenzar a generar un historial de crédito que nos permita mayor libertad financiera.

Sin embargo, en la realidad es complicado obtener nuestra primera tarjeta de crédito. Normalmente los bancos para otorgar una línea de crédito, quieren referencias tuyas de tu comportamiento como deudor.

Piénsalo. Es lógico, ¿tú le prestarías dinero a alguien que no conoces y no tendrás la certeza de si te devolverá lo prestado? Lo mismo pasa con las instituciones bancarias.

Sin embargo, también pensando como un joven sin recursos, ¿cómo vas a generar historial de crédito si no te dan la oportunidad de hacerlo?

Para que inicies con éxito este proyecto y evites tener que limpiar tu buro de credito después, checa nuestros mejores tips para triunfar en las finanzas.

Formas de iniciar tu historial de crédito

Tarjetas departamentales

Pedir una tarjeta departamental para generar historial crediticio es una buena opción desde que estudias una carrera universitaria. A pesar de que las tasas de interés muchas veces son más elevadas que las de las tarjetas de crédito tradicionales, esta es una buena idea ya que no existen tantos requisitos para adquirirla.

Liverpool, C&A, Coppel, entre otras son las tiendas que otorgan tarjetas sin tantos requisitos de por medio, además de que tendrías acceso a créditos

Es posible que te “rechacen” algunas, pero te recomiendo que pruebes en distintas tiendas departamentales hasta que alguna te apruebe la solicitud.

Pago de teléfono móvil o TV de paga

Otra opción para crear historial crediticio es contratar un plan tarifario de telefonía móvil o de televisión de paga. Este tiene que estar a tu nombre y es importante que seas responsable en tus pagos para que generes un buen historial.

Para estas opciones existe un contrato de por medio, por lo cual debes de analizar detalladamente si tienes la capacidad para cumplirlo.

Ahora cada vez es más amplia la competencia en cuanto a empresas que ofrecen este tipo de servicios, por lo que de seguro encontrarás algo a la medida.

Tarjetas de crédito básicas o para estudiantes

A pesar de que esta opción pudiera parecer complicada, muchas veces puedes ir creando historial con tarjetas de crédito que son enfocadas a estudiantes. Algunos bancos que ofrecen estas opciones son Citibanamex y Santander.

Para estos trámites, se puede obtener una tarjeta de crédito sin comprobante de ingresos, si es que eres estudiante universitario. Sólo presentas identificación, comprobante de domicilio y algún comprobante de estudios.

En caso de que ya no seas estudiante, te recomiendo abrir una cuenta de ahorro y solicitar una tarjeta de crédito en el mismo banco ya que de esta forma será más sencillo que te aprueben una tarjeta de crédito sin comprobar ingresos.

La tarjeta de crédito que solicites debe de ser una de las más básicas para que la aprobación sea más sencilla. Muchas veces al tener un buen historial de movimientos te aprueban tarjetas de crédito sin que tú lo solicites.

Eso sí, sólo asegúrate muy bien de cuáles son los intereses y las comisiones por determinados servicios.

Préstamos en línea

La última opción es hacer una solicitud de préstamos personales en línea. Estas empresas normalmente otorgan préstamos desde $2,000 pesos en adelante.

Lo mejor es que muchas de estas empresas no piden historial de crédito para iniciar, aunque sí tendrás que comprobar que posees algún tipo de ingreso, por mínimo que sea.