Cuando terminas una licenciatura hacer un postgrado es una buena opción, si lo que buscas es una especialización en un área específica. Pero también puedes optar por estudiar una segunda licenciatura, lo cual te puede traer enormes ventajas.

Amplia oportunidad laboral

El solo hecho de tener dos licenciaturas, aunque no tengan ninguna relación, vuelve más atractivo el currículum de cualquier aspirante a una plaza laboral. Además amplia las oportunidades de encontrar trabajo en una u otra profesión.

Pero lo más importante es que abre la posibilidad de darle provecho a la tendencia del mercado laboral. Por ejemplo, una persona con dos licenciaturas, una de contador y otra de abogado, puede ejercer como asesor de contaduría y también tomar procesos judiciales que no le exijan mucha dedicación.

Ayuda a cambiar de rumbo laboral

Muchos de los estudiantes toman una carrera por gusto o pasión, pero al terminarla descubren que la oferta laboral es muy poca o que es casi nula.

Por lo tanto, la segunda de las licenciaturas es la solución. Por ejemplo, alguien que estudio una carrera en gastronomía, pero no consigue colocarse en una plaza importante o que le genere buenas ganancias, también estudio desarrollo de software, una licenciatura que en la actualidad garantiza buenos ingresos y flexibilidad laboral. Así puede trabajar en una profesión bien pagada y por las noches trabajar en lo que le apasionaba.

Sucede lo mismo a la inversa ¿Cuántas personas no se equivocaron al escoger la carrera? ¿O la estudiaron por que la familia se lo exigió? Cuando se gradúan y empiezan a trabajar descubren que ese campo no es para ellas y buscan el cambio. En ese caso, la segunda licenciatura es la alternativa más adecuada que tienen para tomar el camino que les gusta.

Aumenta los ingresos y permite optar a mejores cargos

Los puntos anteriores, se traducen en la posibilidad de incrementar los ingresos. Además, una persona con dos licenciaturas tiene mayores posibilidades de ascender laboralmente, simplemente porque cuenta con una perspectiva más amplia y un mayor acervo de conocimiento que el de sus colegas compañeros de trabajo.

Lo bueno de todo es que, al tener una segunda carrera, las personas conocen gente de diferentes sectores económicos que amplían su círculo social y le permiten construir relaciones sociales de valor para todos. Invertir en más educación siempre es la mejor.

Superación personal

Nunca se conforman y no dejan de seguir adelante. Son siempre creativos y buscan formas de mejorar su vida.

Son muchos los beneficios de tener dos licenciaturas. Puede establecer contactos en un nuevo lugar, ganar más dinero y disfrutar de las ventajas de un nuevo trabajo. Aun así, decidir si conseguir un segundo trabajo puede ser difícil, porque tienes que aceptar un estilo de vida completamente nuevo. Antes de comenzar un segundo trabajo, organice sus prioridades y seleccione las mejores opciones para usted.

Adquisición de nuevas habilidades

Una segunda licenciatura, ayuda a aprender nuevas habilidades que su trabajo actual no le enseña. Esta es una excelente manera de mejorarse para obtener un mejor trabajo en el futuro o obtener un ascenso en su trabajo actual.

También te pude interesar: Pasos para elegir la universidad