¿Funciona realmente la universidad en línea?

Sí, la universidad en línea funciona, pero solo si sabes qué buscar y qué evitar. Entra y conoce cómo lograrlo.

universidad en línea

Según el Babson Survey Research Group, que registra el crecimiento anual de la inscripción en línea, más de 5.8 millones de estudiantes se inscribieron en al menos una clase en una universidad en línea a partir de 2014. Eso es el 28% de todos los estudiantes universitarios.

Babson descubrió que solo el 29.1% de los directores académicos principales aceptan “el valor y la legitimidad de la educación en línea“.

La consultora también descubrió que la cantidad de líderes académicos que consideran que la educación en línea es crítica para sus estrategias a largo plazo se redujo de 70.8%

Por supuesto, todos sabemos que la universidad en línea es conveniente. Puedes asistir desde cualquier lugar que tengas acceso a internet.

Pero nada de eso es nuevo para ti. Entiendes que es conveniente. ¿Pero eso hace que valga la pena la universidad en línea? ¿Es la comodidad algo en lo que deberías estar apostando tu futuro?

La conveniencia es empoderadora. Si puedes obtener una educación y un título en tus propios términos, en tu propio horario, no hay límite para el valor que la comodidad puede representar.

La universidad en línea funciona, si lo haces bien. Aquí está cómo lograrlo

Cuidado con los Molinos de Títulos

Si la universidad en línea no tiene la acreditación reconocida por la Secretaría de Educación, es posible que sea un molino de títulos.

Un molino de títulos es una universidad que obtiene títulos de baja calidad con una credibilidad profesional limitada.

A menudo, estas instituciones son empresas educativas con fines de lucro que reclutan, inscriben y gradúan estudiantes según los imperativos económicos en lugar de las prioridades educativas.

Si buscas la escuela en Google y encuentras noticias sobre fraudes masivos, corrupción o escándalos de extorsión, es probablemente una señal de alerta.

Comprender las implicaciones de la acreditación.

Según eLearning Industry, aproximadamente la mitad de todas las clases universitarias se basarán en el aprendizaje electrónico para 2019.

Solo este hecho subraya el valor de la universidad en línea y el papel cada vez más importante que desempeñará en la prestación y proliferación de oportunidades de educación superior.

Pero también subraya el desafío de encontrar las oportunidades correctas al tiempo que elude las equivocadas.

Un gran punto de partida es la acreditación. Muchas universidades en línea están afiliadas a colegios y universidades acreditados.

Otras universidades en línea han obtenido la acreditación estrictamente a través de ofertas de aprendizaje a distancia.

Una institución en línea debe tener acreditación oficialmente reconocida por la SEP para que sus estudiantes sean elegibles para préstamos estudiantiles.

Al final del día, no es el medio a través del cual recibe su instrucción, sino qué tan buena es esta instrucción.

Esto significa que, al igual que una búsqueda de una institución tradicional, querrás saber más sobre la reputación, los resultados de desempeño y la perspectiva de graduación relacionada con la universidad en línea de tu elección.

Al igual que la universidad tradicional, el valor de tu título dependerá en gran medida de la calidad de su instrucción. Esto es cierto tanto en términos de lo que realmente aprendes como de cómo los futuros empleadores perciben tu título.